jueves, 19 de diciembre de 2013

MUCHAS GANAS Y NUEVO AÑO


Ha pasado un mes desde que me desplomaba en la llegada de la maratón por falta de fuerzas. Me ha costado bastante levantar cabeza, ya que esos 15 kilómetros con tanto dolor en los pies consiguieron que los apoyos fueran pésimos y he ido arrastrando (y aún lo hago) muchos dolores tendinosos.
Pero parece que voy entrenando casi con normalidad, sin forzar la máquina de verdad todavía, sin doblar todos los días ni meter tantos kilómetros semanales como hacía. Hay que tomarse con mucha calma la vuelta a los entrenamientos si de verdad quieres rendir hasta verano. Noto el parón, las series no salen ni tan fáciles ni tan rápidas, el gimnasio, que ahora es más cañero por ser pretemporada, me deja destrozada, pero estoy con muchas ganas de volver a entrar en la dinámica de las competiciones de campo a través con mi club Clínica Dental Seoane-Pampín. Empieza en breve la temporada de cross (bueno, para mi, claro, hay gente que lleva dándole duro al barro y al frío desde noviembre) y quiero meterme otra vez de lleno en ese mundillo, el de los giros, las cuestas, la lluvia, el barro, la arena y los codazos.
Otra temporada distinta, repleta de objetivos como volver a subir al podio del cto de España de campo a través por clubes, volver a ir al cto. de España individual con la selección de la Comunitat Valenciana…y calzarme nuevamente las zapatillas en carreras de asfalto también.

En una ponencia sobre "Lesiones deportivas en el corredor de fondo" para alumnos de la Universidad de Valencia. ¡¡Hay que estar en todo!!

Las navidades están aquí… difícil mantenerse firme, ¿eh? Intentaremos no pasarnos en los días señalados. Ayer estuve en una cata de productos ecológicos deshidratados en Puntdesabor.com, una tienda (también con venta online) en Valencia y que pertenece a la unión de Llauradors y Ramaders de la Comunitat Valenciana. Todo es muy sano, verduras buenísimas valencianas, ¡no parece tan difícil hacer comidas saludables en Navidad si te fijas bien!
Haced un esfuerzo: olvidad los entremeses, preparad buenas ensaladas de primero, cocinad a la plancha, al vapor o al horno sin mucho aceite, cambiad el cerdo o el pavo por el conejo, mucho más magro y más completo en proteínas, evitad en lo posible el alcohol y los dulces, tomad fruta de postre, no os confiéis con el pan (ya sabéis que todo el exceso de hidratos de carbono se va a transformar en grasa), pero sobre todo, salid a correr!!! Pasadlo bien, arrastrad a gente de la familia que todavía no le ha picado el gusanillo, apuntadl@ a alguna San Silvestre, disfrazaos y a volar.
En enero correré el 10k Divina Pastora que organiza Evasion Running Valencia, sé que no estaré en forma pero es la primera carrera del año y hay que celebrarlo! Poneos ese objetivo y os cuidaréis un poco más en estas fiestas, yo lo pienso hacer ;)
Con Marta Fernández de Castro, ahora mi compañera de Rudy Team  


Feliz navidad a todos los comequilómetros, sobre todo a los que me habéis estado animando durante toda la preparación de la maratón y cuando no salió como esperaba. Os deseo un año nuevo llenísimo de kilómetros y de zapatillas por estrenar. Un saludo a todos!
En la presentación de mi club este año, que promete ser aún más grande que el pasado.!!

viernes, 22 de noviembre de 2013

MI CRÓNICA DE LA MARATÓN DE VALENCIA


Ya han pasado varios días desde la maratón de Valencia y parece que las molestias van remitiendo, pero estoy segura que todos tenemos mil anécdotas que contar, y es que 42km y 195m dan para mucho.
Yo tengo las mías, personalmente me ha quedado un regustillo agridulce. Los entrenamientos habían salido muy buenos, los tests clavados y además me enfrentaba a la distancia con muchísima seguridad, la que da el saber que las cosas se habían hecho bien. Contacté con Marc Roig (varias veces liebre de Alessandra Aguilar) y con Jorge Vega unos meses antes para que me pudieran llevar a un ritmo constante durante la maratón, quitándome de la cabeza la necesidad de estar pendiente del crono, sólo necesitaba correr, para eso había entrenado. Y allí estábamos los tres en un día excepcional para competir, fresquito, sin prácticamente aire y soleado. Pero mi estómago empezó ya mal, no podría decir la causa, soy una persona con un aparato gastrointestinal extremadamente delicado y tuvo que ser ese día, con intervalos de flato y dolor, notándolo sobre todo a partir del km 25 con varias arcadas incluso. Pero mi mala suerte no acabó ahí, los pies se quemaron muy pronto, las zapatillas respondieron fatal y cada vez que daba una zancada notaba miles de agujas en todo el antepié. Poco a poco se me fue cargando la pierna izquierda hasta quedar totalmente enrampada en la parte posterior, acabé casi arrastrándola.
Un gran grupo en el km10

Buff, y todo esto desde el km 26-27, no os podéis imaginar lo duro que puede llegar a hacerse y puedo decir con seguridad que no lo he pasado tan mal ni he tenido que aguantar tanto dolor en mi vida.
Hasta el km 30 (donde Jorge se quedaba ya) bajaba de 2:36’…después vino una larga agonía hasta el 2:40’ largos, Marc me animaba, el público fue increíble y pese a que no  se lo creía nadie, sobre el km 33 decidí acabarla. Supe que tenía que continuar, por los entrenamientos, por la gente, pero sobre todo por mi. Vencí a mi cabeza, forcé la máquina hasta la extenuación, sabiendo que no iba a parar si no era porque caía al suelo o pasaba la línea de meta.
Sobre el km 37, ya sola con Marc

Es la maratón, con todas sus letras, la que nos hace llegar a este punto. Lo volvería a hacer. Al llegar di dos pasos y caí al suelo, no podía dar un paso más y cuando me levantaron me abracé a Marc, gracias a él había acabado, había vencido. No era la marca que quería, pero tengo una más en las piernas, más experiencia y muchas ganas de completar la siguiente, porque me encanta este deporte, tanto en lo bueno como en lo malo, es algo que siempre tienes que valorar.
La línea de meta por fin

La animación fue crucial, Luis Gorbe, mi padre, mi madre, mi familia al completo se volcaron, mis amigos y compañeras del asfalto, los Blue-Lines, los Team 3FDC, los Serranos….y mil grupos más gritaron hasta quedar afónicos para ayudarme a dar un paso más. Mis patrocinadores (226ERS, Medilast Sport, puntdesabor.com, EvasionRunning, RudyProject) consiguieron que finalizara la maratón número 4. Sin duda Jorge Vega y Marc Roig, en su labor de liebres, lo dieron todo por mi, para que supusiera lo mínimo esa distancia tan gigante. Y por supuesto mi entrenador Abel Antón y mi club Clínica Dental Seoane-Pampín, consiguieron que tomara la salida con todas las garantías.
A todos y a cada uno de ellos, ¡¡¡muchísimas gracias!!!
Y llegué, que es lo importante! (Foto de Serrano con el deporte)

lunes, 14 de octubre de 2013

AVENTURAS Y DESVENTURAS DE UN CORREDOR DE FONDO


Suena el despertador y me espera un nuevo día, así que alargo el brazo para apagarlo. Tengo que intentar evitar el desperezarme (complicadísmo, intentadlo y veréis) porque siempre implica alguna rampa en los gemelos o los isquiotibiales. Todo controlado, al parecer he frenado a tiempo y además el gato también comienza a remolonear a mi alrededor (ha decidido que si me levanto tal vez caiga algo de comida). Estiro isquiotibiales, cuádriceps, fascia plantar y gemelos, me puedo enfrentar al resto. Bueno, entonces ruedo (exacto, ruedo) hasta el suelo, estoy dolorida, pero sé que todavía quedan casi 30kms hasta que acabe el día, tal vez a alta intensidad o tal vez unidos a balón medicinal y multisaltos, pacientes también doloridos en la clínica, clases de inglés…y aún quiero ponerme las zapatillas!!!
Seguir hacia delante es lo que permite mejorar

Supongo, que, obviando la cantidad de kilómetros semanales, todos tenéis esas sensaciones encontradas cada mañana. Seguimos pese a las obligaciones, trabajo y demás porque nos apasiona correr, y no hay forma de que cambiemos de parecer, ¿verdad?

Entonces estamos de acuerdo. Preparo el Isotonic Drink de 226ers y me ato bien fuerte los cordones, hoy toca caña, y de la buena. En cuanto llego a la pista suelto la mochila y empiezo a calentar, pero enseguida me doy cuenta que todos los músculos de mi cuerpo, incluso los que creía que no existían, tiran, protestan y no se quieren mover. Afortunadamente poco a poco me recompongo y acabo el rodaje, ya me puedo cambiar las zapas y ponerme algo más rápido…adrenalina, ven a mi, por favor!
No pasa nada, no es grave, jajaja, son las ansias de mejorar y os aseguro que lo voy a conseguir. La media maratón de Alicante fue un gran paso en mi entrenamiento mental, me vi fuerte en las subidas y las bajadas, concentrada en el siguiente kilómetro y sin miedo. Esto es que tengo ganas, el año pasado me retiré en la maratón de Rotterdam y eso consiguió marcarme, me equivoqué en varias cosas y no me volverá a pasar (al menos no en esas!).

Las series están acabadas, sudor a raudales, picor en los ojos y satisfacción del trabajo bien hecho, claro que sí, costó arrancar pero salieron bien. Suelto, estiro y a almorzar, que el día sigue! Hay pacientes que atender y cosas que estudiar…¿y quién no encaja las 28 o 29 horas que tiene el día entre entrenamientos? Luego tendré que volver para rodar unos 10 o 12km y así sumar, comer o reventar quilómetros.
En alguno de los tantos quilómetros 

Os propongo una cosa, tomad cada día de entrenamiento como si fuera un regalo y cada carrera que disputéis, una guinda en el pastel; cada paso que deis estará contribuyendo a algo grandísimo, vuestra propia felicidad. Esta es mi filosofía, la del carpe diem o saborea el momento, nada de lo pasado o futuro debe estropearme esto.
Un saludo y seguid así!

lunes, 23 de septiembre de 2013

RUMBO A LA MARATÓN CON MI CAMPEONATO DE ESPAÑA DE 10K


Después de estar todo el mes de agosto en Soria para poder aprovechar la compañía y el fresquito, me volví a mi tierra a seguir machacando. Las temperaturas y la sensación de bochorno eran un poco mejores que cuando la dejé pero la verdad es que aún no tengo claro que se haya acabado el verano (y estamos a 23 de septiembre!).
Los días han ido pasando y los kilómetros van sumando y haciendo de las suyas, me encanta la sensación de la tirada larga, aunque la temperatura y la humedad no sean tan llevaderas como me gustaría, el sacrificio que implican las temidas series de 400, una sola vuelta a la pista y parece que estés haciendo el triple de distancia, los miles recuperando otro, nada de bloques de separación que haga más llevadero el sufrimiento….esto es maratón y es lo que más me llena en este momento.
El sábado disputé el campeonato de España de 10k en ruta y llegué a Ribadesella después de una odisea de viaje con sentimientos encontrados. Sabía que la preparación de maratón te pone muy fuerte, pero también que la carga de kilómetros que llevaba y la falta de recuperación hacía que tal vez no me sintiera tan a gusto en esos ritmos endiablados del 10000, sobre todo los primeros kilómetros.
El día amaneció ventoso y así quedó, eso endureció bastante el recorrido, que ya de por sí, no era tan llano como nos lo habían vendido. Fuera como fuera, está claro que lo mismo para todo el mundo, y lo único que se puede resistir ahí es la marca final.
Salimos a un ritmo exigente pero, afortunadamente para mi, no demasiado rápido, y así transcurrió hasta el km4 donde bajé un pelín el ritmo (por circunstancias iba yo marcándolo en el grupo de cabeza). Alba García no se hizo esperar mucho y en el 5.5km aproximadamente lanzó un ataque que intentamos seguir Marisa Casanueva y yo. Pronto me di cuenta que era demasiado y me dejé caer, con la sorpresa que unos 700m más tarde me encontraría nuevamente a la par con Marisa.
Esto ya era otra historia: Alba por delante y nosotras teníamos que jugarnos, con permiso de Verónica Pérez, que en ese momento se encontraba relativamente cerca, la plata y el bronce. Hacía bastante aire y tocó en contra y ligeramente en subida, lo que fue pesando en las piernas cada vez más, por mis intentos de dejar atrás a Marisa y sus respuestas rápidas.
La fortaleza de Marisa se hizo notar y a falta de 800m fue ella la que pegó otro cambio, esta vez definitivo pese a mis esfuerzos por seguirla. La victoria de Alba fue consistente, con 33’55’’, después entró Marisa con 34’23’’, recortándome esos segundillos a mi con 34’29’’ y llevándose la plata.
Estos son los hechos, pero no os podéis ni imaginar la sensación de alegría, de tremenda satisfacción, de deber cumplido, de rabia desatada por el sufrimiento creado, que se puede llegar a sentir cuando estás a pocos metros de revalidar (el de Castellón 2012) nada menos que un BRONCE en un CAMPEONATO de ESPAÑA ABSOLUTO. Cuando llegamos las tres nos fundimos en abrazos, esto es el verdadero atletismo chic@s, rivales en carrera, amigas fuera de ella.
Por supuesto mis agradecimientos a Abel Antón, mi club Clínica Dental Seoane-Pampín, 226ERS y a Evasion Running, porque sin ellos esto sería mucho más difícil.
Y después de eso: un saludo y a correr…que la maratón de Valencia está más cerca!

Mis últimos metros, sacando lo poco que quedaba
El podio del campeonato, más contentas imposible!
Más fuerzas para encarar las últimas semanas de la preparación de maratón



martes, 20 de agosto de 2013

CORRIENDO POR SORIA


Los días tras los mundiales dejan un poco de vacío a todos aquellos que estamos preparando la maratón. Estar doblando sesión, sumando quilómetros interminables y series duras por la aspereza del terreno teniendo siempre en mente las imágenes de los y las súper atletas que nos acompañaban mañana y tarde por Teledeporte, vibrando en Moscú, hacían que todo pareciera más fácil. Ahora mismo me encuentro en Soria, supongo que se hace un poco raro porque no es un destino muy turístico para pasar todo el mes de agosto, pero la maratón de Valencia se acerca y yo aquí estoy aprovechando a tope todas las horas de que dispongo para entrenar. Primero el clima, seco y fresco, todo lo contrario que mi costa levantina (con esas noches bochornosas, sin poder pegar ojo), segundo, los paisajes, parajes y caminos infinitos para correr y, tercero, la compañía: aquí tengo a mi entrenador, Abel Antón Rodrigo y comparto entrenamientos con Estela Navascués y Raúl Martínez Antón (el sobrino de Abel, que ya apunta maneras).
Haciendo series por el pinarcillo de Valonsadero.

 Las cosas no van nada mal, excepto los primeros días en los que notaba el ahogo constante por los 1000m sobre el nivel del mar. Ya estoy acostumbrada y voy mejorando mis sensaciones y mis tiempos en las series. Intento disfrutar al máximo de la naturaleza y del silencio a mi alrededor, sólo roto de  vez en cuando por las vacas o algún que otro animalillo.
Hay varios lugares a los que me puedo dirigir cada día, como el monte Valonsadero, que además tiene un lugar un poco más “acondicionado” de 2km donde hacer las series con subidas y bajadas bastante interesantes, la junta de los ríos Pedrajas y Duero, donde al acabar puedes meter las piernas en las heladas aguas del río (con peligro de caer, la corriente resulta un poco engorrosa) y quedarte como nueva, o bordear el río Duero, ver la ermita de San Saturio y comer quilómetros sin ningún problema por sendas increíbles. Por supuesto hay una pista de atletismo y gimnasio del CAEP (Centro de Alto Entrenamiento y Planificación deportiva); importantes, claro!
Rodando por Valonsadero.

Entiendo este lugar como un sueño para todo maratoniano o atleta de fondo que se precie, no sé si es que pido poco para ser feliz, pero estoy encantada con estas “extrañas” vacaciones. Es una lástima que todo esto se conserve así por los largos y crudos inviernos, jeje, supongo que os podéis hacer una idea si alguno de vosotros ha ido al cross internacional de Soria en noviembre (y eso que es entonces cuando acaba de empezar el frío!).
Todavía no ha comenzado el entrenamiento específico para la maratón de Valencia pero toca volumen de quilómetros y coger fuerza en las piernas, zona lumbar, abdominal, etc, que después ayudará a afrontar el muro con más ímpetu.
Haciendo series por la junta de los ríos Pedrajas y Duero.

Os voy a dejar unas cuantas fotos de estos días geniales y quizá la próxima vez tenga la ocasión de participar en el Blog de la maratón de Valencia, lo que tal vez dejaría un poco abandonado el mío propio, pero haré lo que pueda por comentar mis vivencias en la preparación de ese gran reto de los 42.195m, sea donde sea!
Un saludo.
Con Abel Antón, un lujo de entrenador.